lunes, 17 de septiembre de 2018

La vida está en el presente, aquí y ahora


Vivimos la vida como una competición y nos debilita emocionalmente.

No terminamos de entender que la única batalla es entre tí y tu mismo, sólo eso. De eso se trata, de competir contigo mismo para ser mejor persona y, de repente, todo vendrá. Es así de sencillo.

Debido a esta competitividad y a esa lucha es un mundo de sufrimiento e infeliz. Y lo peor es que nunca vas a poder escapar a este mundo de sufrimiento, si no encuentras esa dimensión que no tienen nada que ver con los objetos mentales, emocionales o materiales que construimos con nuestros pensamientos. Esta dimensión que necesitamos urgentemente es simplemente estar en paz, en lo profundo de nuestro SER sin interpretar el momento.

Sin duda, que para aumentar nuestro bienestar emocional es necesario estar en calma con uno mismo. Y si lo estás contigo, lo estarás con los demás.

Muchas veces nos olvidamos que donde único está la vida es en el presente, en el aquí y en el ahora. Y que el pasado y el futuro son objetos mentales creados por nuestros pensamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario